¿Te interesa aprender a cuidar tu cuerpo? ¿Sabes que una limpieza facial casera puede ser un hábito realmente útil? Esta te permite aprovechar los beneficios del colágeno hidrolizado; al tiempo que, te ayuda a entender para qué sirve el aloe vera. No obstante, también necesitas saber para qué sirve el exfoliante, clave para todo este proceso.

A continuación, te explicaremos qué es el exfoliante y cuáles son sus principales beneficios sobre la piel. ¡Sigue leyendo y descubre los detalles!

¿Para qué sirve el exfoliante y qué es?

Se trata de un producto cosmético utilizado en las rutinas de cuidado facial. Su objetivo es limpiar y eliminar las impurezas de la cara.

Este producto, similar a un gel, actúa limpiando de manera profunda. Así, elimina los puntos negros y las células muertas. Adicionalmente, controla el exceso de grasa, liberando y minimizando los poros. Y, sobre todo, proporcionándote una sensación fresca (Del Amo, 2020).

¿Cómo y cuándo se debe exfoliar la piel?

Preferiblemente, se recomienda utilizarlo durante la ducha. En cuanto a la regularidad, entre 2 y 3 veces por semana con la piel húmeda. Ahora, ¿cómo puedes aplicarlo? Simple: con suaves masajes, realizando diferentes movimientos circulares.

Si tienes algunas zonas de la cara más aceitosas que otras, como la frente, la nariz, las mejillas, la barbilla y el cuello, debes aplicar más producto en estas áreas. Después, necesitarás retirar con abundante agua. No olvides guardarlo cerrado en un lugar fresco, limpio y seco (Mayo Clinic, 2022; Papa, 2022).

¿Para qué sirve el exfoliante y qué beneficios trae?

Un buen exfoliante no debe contener ni sulfatos ni parabenos, pero sí aloe vera, colágeno hidrolizado, micropartículas de coco y carbono activado. Esto te aportará los siguientes beneficios:

  • Aumenta la hidratación: tus poros se abrirán y tu cara estará mucho más hidratada. Esto puede ser beneficioso para tener una piel mucho más sana.
  • Regenera el cutis: al eliminar las células muertas, es un producto ideal para regenerar el cutis y reducir las marcas de la edad.
  • Calma y aumenta la luminosidad de la piel: también puede servir para eliminar las marcas del estrés, como las arrugas o las ojeras, que se profundizan sobre la cara.

Tipos de exfoliación

Finalmente, para entender para qué sirve el exfoliante, es crucial comprender los diferentes tipos de exfoliación que hay (Martínez Blasco, 2022):

  • Exfoliación física: consiste en los exfoliantes que tienen ingredientes abrasivos, tales como, el azúcar o las semillas de jojoba. Estos eliminan las células muertas de la piel.
  • Exfoliación mecánica: en este caso, los exfoliantes incluyen partículas duras y pequeñas. Tienen una gran eficacia en rascar y remover las células muertas.
  • AHA: son ácidos alfa hidroxi (AHA), ideales para las pieles secas. Implican un efecto rejuvenecedor sobre la piel y son solubles en agua.
  • BHA: son ácidos hidroxi beta (BHA), ideales para penetrar la piel grasa, propensa al acné o dañada por el sol.

Ya conoces con detalle para qué sirve el exfoliante, cuáles son los beneficios que trae y por qué deberías implementarlo en tu rutina. ¡Te agradecemos por leer!