¿Sabías que las algas marinas son un diamante en bruto para la piel y el cabello? Así como lo lees. Quién lo iba a imaginar, pero estas habitantes del mundo marino contienen una cantidad increíble de vitaminas y minerales. Lee hasta el final para que te animes a aprovechar todas sus bondades.

¿Algas marinas para la piel y el pelo?

Sí, sabemos que puede resultar sorprendente, pero es cierto. Las algas marinas son plantas que viven en la inmensidad del mar y se encargan de aportar la mayor cantidad de oxígeno al planeta. Además, son una fuente excelente de (López, 2020; Quitral, 2012):

  • Vitaminas A, B1, B12, C, D y E.
  • Aminoácidos y proteínas.
  • Minerales como el calcio y el hierro.

Gracias a la existencia de estos nutrientes, a que se regeneran a sí mismas y a que retienen agua, las algas marinas son todo un tesoro para la piel y el cabello. En el caso de la piel, la fortalece y le da energía a las células que la componen. En el caso del pelo, lo nutre y protege de los daños externos.

Tipos de algas marinas

Entre los tipos de algas marinas podemos encontrar (López, 2020):

Algas azules

Contienen minerales, aminoácidos y proteínas que hidratan y regeneran la piel. Además, como son antioxidantes, contribuyen a reducir las arrugas y líneas de expresión. La más famosa en este grupo es la espirulina.

Algas verdes

La ulva lactuca o lechuga de mar es usada en los productos cosméticos debido a que es antiinflamatoria. Se encarga de proteger la elastina y el colágeno, proteína que proporciona elasticidad a los órganos y tejidos (Shaffer, 2019).

Algas pardas

Son las más ricas en aminoácidos, vitaminas y minerales. Una de las más importantes es el fucus vesiculosus. Esta alga estimula las células responsables de la generación del colágeno de la piel.

Algas rojas

Tienen grandes cantidades de proteínas, minerales y vitaminas. Contribuyen a combatir los radicales libres y a proteger la piel. Es ideal para pieles sensibles.

Beneficios de las algas marinas en la piel

Dentro de los beneficios de estas plantas en la piel podemos encontrar (Elle, 2017; Injerpel, 2018):

  • Pueden ayudar a retrasar el envejecimiento. Debido a su producción de elastina, estas plantas aportan antioxidantes y estimulan la producción de colágeno. De esta forma, pueden ayudar a retrasar la aparición de los signos de la edad.
  • Pueden ayudar a prevenir el acné. Las algas contribuyen a prevenir el acné gracias a que previenen el crecimiento y la acumulación de bacterias.
  • Combaten la celulitis. Despedirse de la celulitis sí es posible. Las algas marinas pueden ayudar a favorecer la vasodilatación local, el aumento de la circulación y el flujo linfático.
  • Regeneran la piel. Además de regenerar la piel, las algas cumplen la función de hidratar. Por eso, se recomiendan para los cuidados de la piel. También pueden ayudar a disminuir la producción de grasa y son desintoxicantes.

Beneficios de las algas marinas en el pelo

Ahora bien, dentro de sus beneficios para el pelo encontramos los siguientes (Lázaro, s.f.):

  • Ricas en nutrientes. Las algas tienen vitaminas A, B1, B12, C, D y E. Además, contienen fibra y proteínas. Todo esto ayuda a nutrir tu cabello desde la raíz.
  • Fortalecen el cuero cabelludo. Gracias a estas plantas, tu cuero cabelludo tendrá folículos pilosos fortalecidos y lucirá saludable y fuerte.
  • Protegen el pelo. A partir de los antioxidantes, las algas protegen el pelo de agentes externos.
  • Ayudan a combatir la caspa. Sus propiedades antibacteriales contribuyen a combatir el hongo de la caspa.

¿Cómo encontrarlas en las etiquetas?

Es importante que tengas presente que los productos pueden llevar en su etiqueta el nombre coloquial “algas marinas”. No obstante, para saber que tipo de alga contiene el producto debes buscar sus nombres científicos como (Concienciaeco,2019):

  • Palmaria palmata para las algas rojas
  • Alaria esculenta, Fucus vesiculosus o Laminaria para las algas pardas
  • Ulva lactuca para las algas verdes y
  • Tetraselmis suecica, Spirulina máxima y la Chlorella vulgaris para las verdes azuladas.

Por ejemplo, el Serum hidratante con ácido hialurónico y algas marinas de Akelare contiene Fucus Vesiculosus Extract, que es un alga marina parda, que estimula las células responsables de la generación del colágeno de la piel.

Ahora que conoces sus beneficios, ¡di sí a las algas marinas e inclúyelas en tus rutinas de cuidado y belleza!