No cabe duda de que la piel, en especial la de la cara, es nuestra carta de presentación. Por eso, es esencial cuidar de ella para que luzca saludable y radiante. En esta oportunidad queremos hablar sobre los cuidados de la piel mixta, uno de los tipos de piel más incomprendidos. ¡Acompáñanos y descubre cómo identificarla y cuáles son los ingredientes más efectivos para su cuidado!

¿Qué es la piel mixta?

La Academia Americana de Dermatología (AAD, 2022) define a la piel mixta como aquella que es grasa en algunas zonas y seca en otras. Lo usual es que sea grasa a lo largo de la zona T (frente, nariz y mentón) y seca en las mejillas.

Este tipo de piel se caracteriza por que en algunas zonas hay signos de oleosidad; es decir, piel brillante, poros de aspecto prominente, puntos negros y lesiones de acné. Mientras que en otras zonas puede haber signos de sequedad como sensación de tirantez, enrojecimiento o descamación.

Cuidados básicos

La AAD enfatiza en que existen siete hábitos saludables de cuidado para todos los tipos de piel. Estos son:

  1. Usa protector solar a diario y vuelve a aplicarlo a lo largo del día.
  2. Evita las camas de bronceado, ya que estas radiaciones ultravioletas son dañinas para la piel.
  3. Simplifica tu rutina de cuidado para evitar alergias en la piel o irritaciones. Es mejor usar pocos productos orientados a tu tipo de piel y necesidades que tener un anaquel lleno de cremas. Los tres productos esenciales son un limpiador, un humectante y el protector solar.
  4. Escoge siempre productos adaptados a tu tipo de piel.
  5. No te olvides de tus labios.
  6. Evita tocar tu cara con tus manos.
  7. Revisa tu piel de forma regular para identificar cambios sospechosos de cáncer de piel.

Los ingredientes ideales para piel mixta

Lo primero que debes saber sobre la piel mixta es que no hay un producto estrella. A ti puede funcionarte un principio activo y a tu amiga otro. Es más, es posible que necesites usar más de un producto, uno para las áreas secas y otro para las grasas. Hablemos, pues, de los ingredientes que son buenos para todo el rostro:

  • Ácido hialurónico: es un compuesto que hidrata a profundidad, apto para todo tipo de piel.
  • Vitamina C: funciona como antioxidante, protegiendo a la piel del daño solar. También ayuda a dar mucho brillo y luminosidad.
  • Ácido láctico: es un agente exfoliante e hidratante muy suave.

Las áreas de piel grasa pueden necesitar de alguno de estos ingredientes para controlar el sebo:

  • Ácido salicílico: ayuda a limpiar los poros a profundidad y a regular la secreción de sebo.
  • Niacinamida: también es un potente regulador del sebo.
  • Té verde: ayuda a reducir la oleosidad.
  • Arcillas como el caolín: contribuye en la absorción del exceso de oleosidad.
  • Almidón de maíz o de arroz y el sulfato de zinc: actúan absorbiendo la grasa.
  • Retinoides o derivados de la vitamina A: ayudan a reducir la aparición de lesiones de acné y puntos negros.
  • L-carnitina: también ayuda a disminuir la apariencia oleosa.

Mientras que las zonas de piel seca pueden beneficiarse de principios activos que atraigan y retengan la humedad, tales como:

Recuerda que la piel mixta es muy dinámica. Hoy puede ser más grasa que seca, pero mañana con un cambio de clima variará rotundamente. Por eso, la mejor recomendación es que seas flexible y selecciones el producto que mejor te va cada día. Y no temas cambiar de principios activos si hace falta.

Paso a paso para mantener saludable la piel mixta

Los expertos aseguran que es importante establecer una rutina de cuidado de la piel mixta para el día y otra para la noche. No obstante, debe ser simple y fácil de seguir, sin excesos. Nosotros queremos proponerte un paso a paso, tomando en cuenta estos consejos (AAD, 2022; Cobb, 2020):

Rutina de día

  1. Usa un limpiador muy suave y frota con movimientos delicados.
  2. Puedes aplicar un tónico suave para balancear el pH de la piel. Evita los que contienen alcohol para no secar la piel.
  3. Aplica un serum hidratante con un suave masaje.
  4. Esparce el hidratante adecuado para cada zona.
  5. Aplica protector solar.
  6. Procede a maquillarte si lo deseas.

Rutina de noche

  1. Usa un desmaquillante suave en caso de ser necesario.
  2. Lava tu rostro con un limpiador suave.
  3. Usa un tónico delicado.
  4. Aplica primero el serum y luego el hidratante.

La piel mixta se caracteriza por combinar áreas de piel seca y grasa. Por lo tanto, sus cuidados e ingredientes a usar deben adaptarse a cada zona en particular. Lo ideal es que seas flexible con tu rutina y cada día evalúes cómo luce tu piel. Con base en esto, puedes seleccionar los serums o hidratantes que mejor se adaptan a tu tipo de piel.