¿Estás buscando la mejor opción para desmaquillarte y eliminar todas las impurezas de tu rostro? ¡El agua micelar es la respuesta! Desmaquilla, limpia y refresca tu piel.

¿Sorprendida? Pues aquí te contamos todo sobre esta solución todoterreno que es tendencia entre los más versátiles productos de belleza.

Pero, ¿qué es el agua micelar y para qué se usa?

Es una solución acuosa formulada con agua purificada, humectantes y tensioactivos suaves. Estos últimos son compuestos que se usan para la limpieza (Link, 2020).

¿Cómo funciona?

Estos tensioactivos se unen para formar micelas, las cuales son moléculas limpiadoras que actúan como un imán. Por ello son capaces de atraer células muertas de la piel y atrapar toda su suciedad.

¡Sin embargo, no se usa solo para eso! Pues contiene diversos componentes que actúan como hidratantes (Hernández, 2022) y astringentes. También pueden contener emolientes, estos se encargan de suavizar la piel.

Por ello, la solución micelar, al mismo tiempo que limpia, también hidrata, tonifica, refresca y cierra los poros.  Es decir, es uno de esos productos que no puede faltar en tu tocador como aliado de la limpieza de tu cutis.

Agua micelar ¿Cuándo se puede utilizar?

Lo ideal es aplicarlo por la mañana para limpiar el exceso de sebo del rostro (CuídatePlus, 2016). También es importante usarla por la noche, para limpiar el maquillaje y la suciedad que se adhiere a tu piel.

¿Cuántos beneficios tiene?

¡Muchos! Porque, como te hemos dicho, no solo limpia profundamente tu rostro; sino que también tiene otras propiedades. Veamos bien cuáles son:

Hidrata tu piel

La eficacia de este producto para la hidratación de la piel está demostrada. De hecho, se ha comprobado el aumento inmediato de la hidratación y su persistencia por alrededor de cuatro horas (K. Day et al., 2017). Por ende, deja una sensación de frescura y suavidad que permanece en el rostro.

¡No irrita!

Otra de sus propiedades es su reducido potencial para la irritación, por lo cual es ideal para pieles sensibles (K. Day et al., 2017). También puedes usarla con tranquilidad si tu piel es muy blanca o con pecas, pues se trata de una solución verificada dermatológicamente.

El agua micelar, no requiere aclarado

Es práctica, de fácil aplicación, y no requiere aclarado. Esta propiedad suma a su popularidad. Dado que el producto se incorpora en la higiene facial y no necesita aclararse con agua después de usarla, pues ella ejerce al mismo tiempo como tónico calmante.

No obstante, en caso de que la textura sea en gel, sí se recomienda aclarar con agua tibia tras su aplicación.

Ayuda a retardar la aparición de arrugas

Si todas estas características no te parecen suficientes, tenemos otra buena noticia. Debido a su poder para tonificar y limpiar profundamente contribuye, además, a retardar la aparición de arrugas en el rostro.

De igual manera, los componentes adicionales que contienen algunas fórmulas potencian su utilidad. Tal es el caso del Agua Micelar Anti-edad con Agua de Rosas y Panthenol de Akelare, que contiene Panthenol o Vitamina B5. Este elemento favorece la reparación de la piel pues estimula la producción de colágeno, y mejora su elasticidad y firmeza.

¡Todo en un mismo producto!

Como ves, en el agua micelar encuentras limpieza, hidratación, tonificación y frescura. Todo ello en un mismo producto. Así que no dudes en convertirla en parte de tu rutina de limpieza diaria y disfruta de los resultados.