El poder antioxidante de la vitamina E puede ayudar a proteger tu piel y pelo contra agentes externos. Pero ofrece mucho más a tu salud en general. En esta oportunidad, queremos contarte sobre los beneficios de la vitamina E que han sido estudiados y probados.

¿Qué es la vitamina E?

La vitamina E es un nutriente esencial para el cuerpo, ya que participa en muchos procesos. Forma parte del grupo de vitaminas liposolubles, en conjunto con la vitamina A, D y K. Luego de su consumo y absorción, este nutriente se almacena en el hígado y en el tejido graso para ser liberado poco a poco a la circulación sanguínea, conforme se necesite (MedLine Plus, 2021).

Para aprovechar los beneficios de la vitamina E, debes saber que esta se encuentra en diferentes alimentos, principalmente en (MedLine Plus, 2021):

  • Aceites (de maíz, de girasol o de soya).
  • Frutos secos (maní, almendras, nueces).
  • Semillas (de girasol o ajonjolí).
  • Hortalizas de hoja verde (brócoli o espinacas).
  • Alimentos fortificados (jugos de fruta, margarinas o cereales).

Beneficios de la vitamina E para tu salud en general

La vitamina E ofrece múltiples ventajas para el cuerpo. Pues es un nutriente importante para la visión, el cerebro, la piel, el pelo, la reproducción y la sangre (Mayo Clinic, 2020).

Algunos de los beneficios de la vitamina E son (MedLine Plus, 2021; Mayo Clinic, 2020; Kubala, 2020):

  • Ayuda al cuerpo a combatir los daños producidos por algunos agentes externos como la radiación o el humo del cigarrillo. Puesto que constituye un poderoso antioxidante.
  • Contribuye a un sistema inmunitario fuerte.
  • Ayuda en la formación de células sanguíneas y en el proceso de coagulación.
  • Puede contribuir en la reducción del colesterol.
  • Contribuye a reducir los dolores menstruales.
  • Puede ayudar a disminuir el riesgo de aparición de algunas enfermedades relacionadas con el envejecimiento, como el Alzheimer y la degeneración macular.

En general, consumir este mineral mediante los alimentos no resulta peligroso o dañino. Pero ingerir altas dosis de suplementos que lo contengan sí podría causar problemas. Por eso, la recomendación es consultar con el médico antes de tomar cualquier suplemento (MedLine Plus, 2021).

Beneficios de la vitamina E para tu piel y pelo

Otro de los beneficios de la vitamina E es que contribuye en la protección y cuidado de la piel y del pelo. Los suplementos con vitamina E pueden contribuir en el tratamiento de algunas afecciones de la piel, como las quemaduras, úlceras y algunos tipos de dermatitis (reacción alérgica de la piel).

A nivel tópico también otorga ventajas, tales como (Oliveira et al., 2021; Keen y Hassan, 2016; Sant´anna, 2017):

  • Ayuda a prevenir y reparar daños ocasionados por la radiación solar debido a su poder antioxidante.
  • Sola o junto a otros ingredientes activos, como la vitamina C, contribuye a mejorar la elasticidad y el tono de la piel, así como pequeñas líneas de expresión. Esto mediante la estimulación de la producción de colágeno y, ¿para qué sirve el colágeno? Es la proteína principal de la piel.
  • Puede ayudar a reducir la inflamación en la piel.
  • Ayuda a evitar la pérdida de agua, actuando como emoliente.
  • Contribuye a mejorar las ojeras cuando estas son causadas principalmente por problemas circulatorios.
  • Puede contribuir a prevenir la aparición de manchas en la piel debido a su capacidad antioxidante y antiinflamatoria.

¿Cómo usar correctamente la vitamina E cosmética?

Estos son algunos consejos importantes para poder disfrutar de los beneficios de la vitamina E en tu piel (Oliveira et al., 2021; Watson, 2019; Keen y Hassan, 2016; Sant´anna, 2017):

  • Consigue productos de cuidado facial que lo contengan como ingrediente. Como el agua micelar con vitamina E de Akelare.
  • Opta por cremas que contengan entre 0,1-1% de vitamina E.
  • Combina la vitamina E con vitamina C, pues puede ayudar a multiplicar el efecto antioxidante.
  • Puedes usar productos con este ingrediente tanto en el día como por la noche. Sin embargo, recuerda que la mayoría de estos están hechos a base de aceites, lo que podría dificultar el maquillaje o dejar la piel un poco grasa. Por eso, lo ideal es usarlos en la noche para que puedan absorberse bien.
  • Además del área facial, puedes aplicarlo en otras zonas del cuerpo que se encuentren resecas como los codos y rodillas.
  • Puedes mezclar 1 o 2 gotas de vitamina E con otros aceites (aceite de coco o almendras) para crear mascarillas para la piel o el cabello.
  • Empieza a aplicarlo solo 1-2 veces por semana y evalúa el efecto que tiene sobre tu piel.
  • Recuerda que, cuando se trata de cosméticos, podrás encontrar la vitamina E descrita en los ingredientes como ¨alpha-tocopherol¨.

La protección contra la radiación solar es uno de los beneficios de la vitamina E más importantes. Sin embargo, este nutriente también resulta una herramienta útil para ayudar a prevenir manchas y arrugas, y mejorar la apariencia de la piel en general.