Dicen que el cabello es parte fundamental de la presentación y del marco de la cara. ¿A qué mujer no le gusta tenerlo brillante, sedoso y ordenado? Porque no digamos mentiras: ¡el frizz es aterrador! Cuando vas a peinarte y encuentras que tu cabello parece la melena de un león, ese sí que es un S.O.S.

Además, es preciso que el frizz aparezca justo para la reunión o la cita importante. Sí, eso pasa. Como también lo hemos vivido, en este artículo te contamos qué es, cuáles son sus causas y, lo más importante: cómo tratarlo.

Frizz, ¿qué es?

De seguro este concepto no es lejano para ti. Todas las mujeres en algún momento hemos convivido con ese cabello esponjado o electrizado que no nos agrada tanto.

El cabello esponjado va mucho más allá que solo el encrespamiento del cabello. Aparece cuando el cabello no tiene la suficiente hidratación y humectación. Cuando esto pasa, la cutícula se abre y es más difícil peinarlo (El Universal, 2019).

Además, en la intensidad del frizz también influyen los tipos de cabello. No es lo mismo tener un cabello esponjado cuando es liso u ondulado que cuando es crespo. Esto se debe a que este último tiende más a la resequedad.

Causas de aparición del frizz

Si bien hay varias causas que provocan la aparición de un cabello esponjado, la más determinante es la falta de hidratación. ¿Por qué?

Cuando el cabello está deshidratado, este busca el agua que le falta en el ambiente. Por eso, es común que si vas a la playa con tu cabello súper arreglado, al poco rato notes que se esponja (El Universal, 2019).

Otras causas son (Aguilar, 2016; Glamour, 2020):

Humedad

La humedad del ambiente aumenta las fibras capilares de tamaño y hace que el cabello se acomode en patrones irregulares. Esto causa la apariencia de electricidad y el frizz.

Exceso de calor con aparatos de peinado

Exponer el cabello a altas temperaturas y durante varios momentos a la semana o al mes puede provocar un cabello electrizado. Por eso, intenta reducir su uso y acostumbrarte más a tu estilo natural.

Si los vas a usar, no los coloques directamente sobre el cabello ni a altas temperaturas. Recuerda usar productos especiales que protejan el cabello del calor.

Duchas calientes

Si tu cabello sufre de este problema, es fundamental que no lo laves con agua caliente. Esto secará el cuero cabelludo y debilitará tu cabello, ocasionando el molesto frizz.

Cabello maltratado es mas propenso al frizz

Si tienes un cabello maltratado, este es más propenso a esponjarse. Por eso, trata de repararlo y humectarlo.

Alternativas para combatirlo

Dentro de las alternativas para combatir a ese cabello esponjado están (Philips, s.f.):

Asegúrate de usar el shampoo adecuado

Cuando compres tu shampoo verifica que sea el adecuado para tu tipo de cabello. Recuerda que cada uno tiene componentes distintos. Algunos tienen keratina, aceite de coco, de argán, sábila, vitamina E, glicerina, entre otros.

Recuerda leer siempre los componentes para asegurarte de que es el adecuado. En el caso de los shampoos para el cabello esponjado, es fundamental que esté claro que contribuyen a la disminución del frizz y la humectación.

Tratamientos capilares para el frizz

Una de las alternativas más comunes es la keratina para el pelo. Si optas por ella, asegúrate de que sea en un buen lugar y con un buen producto.  Para reconocer su calidad, verifica que esté libre de formol.

Para eso, puedes leer en la etiquieta que no tenga: Metanol, Metilaldehído, Metilenglicol Aldehído Fórmico, Formalina, Oxido de Metileno, Oxometano, Formol o  Formaldehyde. (El Universal, 2016).

Cremas para peinar

Las cremas para peinar son una excelente opción para combatir el cabello esponjado. Estos productos son ideales porque contribuyen a la hidratación del cabello.

Además, son excelentes aliados para controlar el cabello esponjado y darle una mejor definición. Gracias a esto, tu cabello se verá ordenado a lo largo del día.

Aceites para el cabello

Esta es otra gran opción para que te despidas del cabello esponjado. Aceites como el de coco, aguacate y jojoba dejan el cabello sedoso, manejable y sin aspecto graso. Cada uno tiene propiedades para:

  • Disminuir la pérdida de proteínas y reducir el cabello dañado
  • Proteger tu pelo del sol, la contaminación y agentes químicos como tintes o permanentes.
  • Controlar el frizz y encrespamiento para moldear el pelo
  • Mantener el pelo humectado para evitar la resequedad y aportarle suavidad.

Mascarillas naturales

Una excelente opción son las mascarillas naturales. Como bien sabes, todo lo natural tiene grandes bondades y, sin duda, el cabello lo agradece.

Estas mascarillas pueden incluir ingredientes como:

  • Plátano y limón
  • Aceite de oliva y huevo crudo
  • Mayonesa y aguacate
  • Miel y aceite esencial
  • Yogurt natural y pepino

Cada uno de estos ingredientes nutre el cabello, lo hidrata, mejora su sedosidad y apariencia.

Ahora que conoces un poco más sobre el frizz, despídete de él y mantén un cabello sano y ordenado. Sigue estás alternativas y dale un nuevo aire a tu imagen.