Son miles los motivos por los que una mujer decide llevar el pelo tinturado: cubrir las canas que se asoman, añadirle un toque diferente a su estilo o incluso iniciar una nueva etapa en su vida.

Sea cual sea tu razón, queremos apoyarte y ofrecerte los mejores consejos para que tu melena se mantenga sana en el proceso. Con esta guía conseguirás salir con éxito de tu aventura al salón de belleza, marcando un look único y acertado. ¿Lista para empezar?

Pelo tinturado sano: por dónde empezar

Si estás aquí seguro sabes lo que es el pelo tinturado. Básicamente, se trata del cabello que se ha sometido a un proceso químico para cambiar su color natural. Cuando tu melena se somete a esto se altera su estructura, afectando su aspecto y textura. El motivo es que su pH cambia, lo que a su vez afecta a las proteínas que lo componen (Berg, 2006).

Esta es la razón por la que el cabello de muchas puede tornarse poroso, frágil y quebradizo. Lo sabemos: no son las mejores noticias. Por eso, queremos enseñarte cómo prevenir este problema y lucir un pelo sexy después de teñirlo.

Cómo lavar e hidratar el pelo tinturado

Tinturar tu cabello no tiene que suponer el fin de un pelo sano y vigoroso. Así que empecemos con lo básico: cambiar la manera en que lo lavas. Para eso, deberás conseguir los productos adecuados, prefiriendo los especializados en pelo tinturado. Estos contienen menos detergentes agresivos, evitan parabenos, sulfatos y alcoholes, y su fórmula está diseñada  para mantener el color por más tiempo (Figueroa, s.f.). También busca ingredientes como la vitamina B5 o Panthenol y aceites naturales humectantes como el aceite de oliva.

Luego tendrás que ajustar tu rutina de lavado. Trata de hacerlo solo cuando sea necesario y no excesivamente. Además, es preferible utilizar agua fría o tibia a la caliente.

Cómo humectar el cabello teñido

Para mantener tu pelo hidratado, intenta aplicar un tratamiento profundo al menos una vez a la semana. Este te ayudará a evitar que se reseque. Por otro lado, no utilices  en exceso  herramientas de secado que tienden a maltratar el cabello.

Los tratamientos profundos se diferencias de los regulares – o normales- en varios puntos: la duración (se dejan actuar entre 10 a 15 minutos), las etiquetas (los regulares son acondicionadores, los profundos mascarillas) y la consistencia, pues suelen ser más espesos y concentrados.

También puedes utilizar aceites naturales, pero hazlo con prudencia. Muchos de estos tienen componentes que afectan la tonalidad de tu pelo tinturado, como el aceite de almendras o el de ajonjolí. En este caso, puedes inclinarte por los de pH neutro, como el aceite de coco.

Cómo mantener y prolongar el color por más tiempo

Diferentes tipos de cabello pueden someterse al tinte, pero con el paso del tiempo todos pueden presentar el mismo problema: ¡que el color se desvanezca o simplemente cambie de tono! Para cuidar la salud de tu melena, y tu inversión, te aconsejamos:

  • Evitar la exposición directa al Sol.
  • Consultar a tu estilista para productos o procesos alternativos, como por ejemplo las mascarillas con color (tratamiento que puedes conseguir en una supply, y según el color de tu tinte) o la aplicación de un color refresh.

Esto les servirá sobre todo a las que desean refrescar el color sin tener que teñir de nuevo. Recuerda que ambos se consiguen en salones de bellezas o sitios especializados.

El pelo tinturado y otros procesos químicos

Muchas se preguntarán: ¿es el tinte compatible con otros procesos, como la keratina para el pelo? Es normal tener esta duda, más cuando es parte normal de tu rutina de belleza o quieres experimentar con otros tratamientos. La respuesta es sí, pero con cuidado.

Lo ideal es que el tinte se aplique primero para que el alisado o la keratina actúe como tratamiento que selle el proceso (Amil, 2020). Aunque claro, siempre de la mano de tu estilista. Aquí algunas medidas de cuidado a tener en cuenta en caso de que tu cabello teñido pase por otros procesos:

  • Aplica un tratamiento de proteínas que ayude a fortalecerlo.
  • Trata de optar por estilos de peinados que no utilicen tanto calor.
  • Evita las líneas genéricas y opta por productos de alta gama.

Un pelo tinturado sano requiere tiempo y cautela. Como dice el refrán, lo bueno se hace esperar. Esperamos que esta guía te haya servido para aclarar dudas y hacerte sentir más confiada la próxima vez que juegues con tu melena.