La celulitis en las piernas es una de las afecciones más comunes entre las mujeres. Abarcando el 85-95% de la población femenina adulta, según la Clínica Universidad de Navarra (s.f). Esto significa que si tienes más de 30 años, es probable que tengas celulitis. Recuerda que eso no debería ser motivo de vergüenza.

Conoce las alternativas que te ayudarán a aceptar las zonas de tu cuerpo con celulitis, y mejorar su apariencia. A continuación, conocerás más información sobre las causas y prevención de la celulitis.

Factores que provocan la celulitis en las piernas

Diagnosticar celulitis en las piernas no requiere de un examen médico complejo. A simple vista “podemos encontrar una superficie irregular, ondulada, ‘piel acolchada’ y ‘piel de cáscara de naranja” (Peña, Hernández, 2005, p. 133). Esto se produce debido al crecimiento de las células grasas entre la hipodermis y la dermis.

Si tienes celulitis en las piernas, glúteos o caderas, es porque el tejido adiposo en las mujeres “predomina en la región inferior del cuerpo” (Bonnin, Llorens, 2011, p. 9). Favoreciendo así la acumulación de células grasas en dichas zonas.

Aunque la etiología o causas de la celulitis son multifactoriales, te presentamos 3 rasgos distintivos fundamentales.

Factor hereditario

Existe una susceptibilidad genética de padecer o no celulitis en las piernas (Peña, Hernández, 2005). Esto significa que, si tu madre o abuela tienen celulitis localizada, es probable que hayas heredado el mismo tipo de piel. Por lo tanto, te puedes ver afectada por ella en cualquier momento.

Exceso de estrógeno

A este factor también se le conoce como la celulitis genuina. Se activa por un exceso de la hormona propiamente femenina: el estrógeno. Cuando hay presencia de hiperestrogenismo, es casi inevitable que los depósitos de grasa se acumulen rápidamente en piernas y glúteos (Peña, Hernández, 2005).

Factores externos-biológicos

Son los procesos exteriores y biológicos de cada cuerpo. Estos permiten la aparición o incluso el empeoramiento de la celulitis en las piernas. Por ejemplo, si tu tejido adiposo es mayor en las caderas, eres sedentaria o consumes bebidas alcohólicas y tabaco, podrías padecer celulitis (Bonnin, Llorens, 2011).

Mejorar la apariencia de la celulitis en las piernas: la importancia de la prevención

Si bien la piel de naranja no genera dolencias graves, es importante reconocer que afecta a las mujeres indiferentemente de su tipo de piel, contextura y peso. Puedes prevenir la celulitis en las piernas o mejorar su apariencia de manera efectiva siguiendo estos consejos:

  1. Reduce el consumo de grasas saturadas y comidas excesivamente procesadas, altas en sodio y azúcar, para evitar la acumulación de grasas
  2. Deja a un lado el sedentarismo. Aumenta la actividad física hasta llegar a realizar un entrenamiento enfocado de 45 minutos como mínimo, con la finalidad de movilizar la circulación.
  3. Ayúdate de cremas anticelulíticas que contengan cafeína al 5%, colágeno, vitaminas D y E, y Retinol, ya que se ha demostrado (Peña, Hernández, 2005) que la combinación de estos ingredientes activan las enzimas que rompen con las moléculas de grasas.
  4. Hacerse masajes de drenaje linfático o al vacío de manera regular estimula el flujo de la linfa y favorece la microcirculación (Bonnin, Llorens, 2011), ayudando  a mejorar la apariencia de la piel con celulitis.

Ahora que ya conoces cuáles son las causas de la celulitis en las piernas, puedes ponerle atención a esta condición. Recuerda siempre consultar a un dermatólogo antes de iniciar cualquier tratamiento. No olvides hidratarte constantemente y mantener una alimentación balanceada. Tu piel te lo agradecerá.