El término simmondsia chinesis probablemente no te sea familiar. En cambio, si te mencionamos el aceite de jojoba de seguro será lo contrario. Pues bien, en este artículo te contamos de dónde proviene esta joya para el cuidado de la piel y sus beneficios.

Lo clave del aceite de jojoba

El cuidado de la piel es primordial en cada etapa de nuestra vida. No obstante, cuando comienzan a aparecer las arrugas y las líneas de expresión, esto se hace cada vez más importante.

Una excelente forma de cuidar tu piel es a través de este producto. Un aceite emoliente, de color oro brillante, que encuentras dentro de los aceites vegetales más usados para el cuidado de la piel. Dentro de sus características se destaca (Jerez, 2022):

  • No se oxida tan fácilmente como otros aceites de origen vegetal.
  • Su tolerancia es muy alta. Es decir, puede usarse en pieles sensibles.

Además, es un producto con el que puedes aprovechar los beneficios de la vitamina E y es muy rico en ácidos grasos como el omega 3. El aceite de jojoba se extrae de las semillas de una planta que nace en el desierto en la zona fronteriza entre el sureste de los Estados Unidos y México (Clínica Tarrazo, s.f.).

¿Para qué sirve el aceite de jojoba?

Entre los beneficios que brinda este aceite están (Betancourth, 2022):

  • Ayuda a hidratar la piel.
  • Tiene una función protectora y reparadora. Por eso, contribuye a reducir el riesgo del envejecimiento prematuro.
  • Brinda un efecto antiseborreico y antiinflamatorio sobre pieles con dermatitis.
  • Puede ayudar a contrarrestar el crecimiento de las bacterias que provocan el acné.
  • Ayuda a cuidar el cuero cabelludo, a cerrar las puntas y darle brillo a tu pelo.

Tips para utilizarlo

Teniendo en cuenta que este aceite tiene propiedades antiarrugas, que hidrata tu piel y cuero cabelludo, puedes usarlo junto a otros productos que potencien sus efectos. Por ejemplo, puedes aplicarlo con aceite de almendra.

De igual forma, puedes incluirlo dentro de tu rutina de belleza. En la noche, después de que limpies tu cara, puedes aplicar el aceite para hacer un masaje desde el mentón hasta la frente. Asegúrate de hacer pequeños círculos y de aplicarlo 15 minutos antes de dormir. Esto lo puedes hacer dos veces por semana (González, 2021).

También, puedes reemplazar tu jabón de barra o líquido por nuestro Shower Oil (Aceite de baño) con Aceites Naturales. Verbena Energizante. Una vez tengas humedecida la piel, puedes aplicar el producto y hacer un masaje relajarte. Luego, enjuaga con abundante agua. Su uso contribuirá a limpiar, proteger, humectar y dejar sedosa tu piel.

Otra forma de usar este aceite es con la Emulsión Cremosa Humectante con Bio-retinol y Jojoba. Pues es para todo tipo de piel y la puedes aplicar sobre la piel limpia y seca en cara, cuello y escote. Idealmente, aplícalo a diario en la mañana y en la noche. Si lo haces en el día, aplica bloqueador solar después.

Si lo que quieres es lucir una piel joven y radiante, consulta para qué sirve el colágeno hidrolizado que al igual que el aceite de jojoba lo puedes incluir en tu rutina de belleza.