Si te gusta cuidar tu pelo y eres fanática de los tratamientos para mantenerlo sano y hermoso, la hidratación capilar puede llegar a ser tu mejor aliada. Este procedimiento promete devolverle el brillo y la salud a tu cabello para que te sientas hermosa en toda ocasión. A continuación, te contamos al respecto.

¿Qué es la hidratación capilar?

Lograr mantener el pelo como te gusta requiere de cuidados especiales, entre ellos la hidratación, la nutrición y la reconstrucción. La recomendación es que realices cada uno de estos tratamientos, los cuales logran resultados independientes, al menos una vez al mes. Así podrás asegurar la salud de tu cabello y esa apariencia que tanto prefieres.

Pero ¿qué es la hidratación capilar? Básicamente, es un procedimiento que busca mantener el agua del pelo para lograr un equilibrio en la humedad. Para ello, se pueden utilizar diferentes productos y técnicas; sin embargo, todas tienen el mismo objetivo: proporcionar movimiento y flexibilidad.

Así pues, este tipo de hidratación se realiza desde el exterior con la aplicación de elementos que aportan agua. De esta forma se logra que el interior tenga la cantidad de agua perfecta para estar saludable, brillante y con movimiento.

¿Cómo se hace una hidratación capilar?

Para hacer una hidratación no necesitas demasiados ingredientes. Puedes usar tratamientos para el cabello o buscar algunos remedios caseros que seguro te ayudarán. Lo importante es que pueda ser un espacio especial para ti, para consentirte y olvidarte de los afanes de la rutina.

Para ello, puedes implementar algunos rituales como leer un libro o realizar alguna actividad que te haga sentir bien. Este proceso puede durar un tiempo aproximado de tres horas, por lo que debes tener total disponibilidad.

Ahora, lo primero que debes hacer es conseguir los productos adecuados. Si vas a usar ingredientes naturales, asegúrate de que sean aptos para tu tipo de cabello y que, además, aporten todo lo necesario para lograr el objetivo. Una vez los tengas, sigue los siguientes pasos:

·      Lávate el pelo, de preferencia con un shampoo sin sulfato. Luego de tenerlo limpio, sepáralo por mechas y aplica el tratamiento o producto que vayas a utilizar.

·      Aplica calor para lograr mejores resultados. Una toalla mojada con agua caliente puede ayudarte a potencializar los ingredientes. Déjala de 5 a 10 minutos y luego enjuaga con suficiente agua.

Para mantener la flexibilidad, suavidad y movimiento de un cabello bien hidratado, es recomendado hacer este procedimiento al menos una vez al mes. En verano, época de vacaciones, o si has estado demasiado expuesto al calor o la contaminación, puedes hacerlo una vez por semana.

¿Cuáles son los productos que más hidratan?

Hay productos que te ayudan con la hidratación capilar, que además incluyen vitaminas para el cabello que reflejarán mejores resultados. Si prefieres aplicar ingredientes más naturales, puedes utilizar el aguacate, el aceite de oliva, la miel, entre otros. Si prefieres productos comerciales, puedes buscar shampoo sin sal, tratamiento o mascarilla hidratante y crema para el cabello.

Antes de iniciar la hidratación, es importante que tengas en cuenta su objetivo. Además, debes recordar que esta es diferente a la nutrición y la reconstrucción. Si lo que quieres es eliminar el exceso de volumen y el frizz, debes buscar ingredientes para una nutrición. La reconstrucción, por su parte, lo que hace es reestructurar las hebras capilares con proteínas y aminoácidos.

Finalmente, la hidratación capilar es un procedimiento que deberías realizar mucho más seguido, ya que el pelo pierde agua por muchas razones, entre ellas la polución y el exceso de sol. ¡Es posible tener el cabello que deseas! Para eso debes invertir un poco de tiempo y darle a tu pelo un poco de amor.