En el mundo de los productos de belleza e higiene cada vez se integran ingredientes naturales y se eliminan otros que causan un efecto adverso. Un claro ejemplo de este último punto son los sulfatos. ¿Sabías que esta sustancia es la encargada de hacer que el shampoo haga espuma? (Loreal Paris, s.f.). Sin embargo, es recomendable utilizar un shampoo sin sulfato, aquí te contamos por qué.

Sin duda, es tendencia dejar de utilizar sulfatos, pero muchas mujeres se preguntan si de verdad esto marcara una diferencia en su cabello. Así que vamos a iniciar con definir qué son los sulfatos.

Básicamente, se trata de sales que se emplean como agentes limpiadores. Aunque puedas pensar que es lo que necesitas para mantener tu cabello limpio, te contamos que estas sales eliminan los aceites naturales de tu cuero cabelludo. Si esta parte de tu piel permanece seca se notará en la apariencia de tu cabello.

Además, ten en cuenta que con la edad las fibras capilares se vuelven más pequeñas y reducen significativamente su grosor. En este sentido, se hace imprescindible usar shampoo sin sulfato.

¿Por qué utilizar shampoo sin sulfato es una decisión inteligente?

Probablemente a tu edad estás interesada en mantener tu melena intacta, esta es la primera razón. Con el tiempo los sulfatos van debilitando tu pelo, lo hacen quebradizo y frágil. De hecho, al eliminar la grasa natural del cuero cabelludo le restan propiedades a cada hebra (Luna, 2020).

Otra razón es que este shampoo es apto para todo tipo de pelo, además es un gran aliado para cabellos que tienen alisado permanente, tintes u otros tratamientos, esto debido a su formulación natural sin químicos agresivos (Garnier, s.f.).

¿Cuál es la característica diferenciadora del shampoo sin sulfato?

“Libre de sulfato” es la frase de moda en muchos productos para el pelo. Sin embargo, para saber exactamente si un shampoo no contiene sulfato debes guiarte por su principal característica y es que no hace abundante espuma. No te preocupes, sin espuma también hay limpieza, claro que sólo lo puedes comprobar a la hora del baño. Entonces surge la gran pregunta: ¿cómo se reconoce un shampoo con sulfato? La respuesta la conseguirás en la etiqueta.

Este tipo de químico es fácil de identificar, por ejemplo, tanto en el shampoo en seco como en el líquido, aparecen los ingredientes en la etiqueta trasera.

Si el shampoo dice Sulfate, Lauryl Sulfate de Sodium (SDS) o Laureth Sulfate de Sodium (SLS), entonces contiene sulfato (Garnier, 2022). Si la etiqueta no muestra ninguno de estos ingredientes, sabrás que es un producto libre de sulfato.

Ahora que lo tienes identificado puedes incorporarlo a tu rutina de cuidado, especialmente si has aplicado un tratamiento para el pelo con coloración o si sientes tu cabello quebradizo, delicado y seco.

Un shampoo con estas características es suave con tu pelo porque promueve la restauración del equilibrio del cuero cabelludo. A continuación, te contaremos otros beneficios.

Beneficios del shampoo sin sulfato

Tanto el pelo como el cuero cabelludo se verán saludables gracias a este shampoo. ¡Toma nota de todos sus beneficios! 

  • Permite que la fibra capilar retenga hidratación.
  • Tu cuero cabelludo quedará limpio, pero no reseco.
  • Previene la irritación de pieles sensibles, es recomendado para personas que sufren de alergias o dermatitis seborreica (Gándara, 2020).
  • No produce frizz.
  • Permite que la coloración por tintes permanezca más tiempo.
  • Favorece la retención de humedad.
  • Evita la rotura capilar.

Decídete y renueva los productos para tu pelo, incluye shampoo sin sulfato y notarás un cabello saludable, hidratado y radiante.