Probablemente en algún momento has visto que tu cabello brilla y no por su belleza, sino por la grasa. Y te sucede justo cuando tienes algo que hacer, es horrible, ¿verdad? Pero es ahí cuando el shampoo en seco se convierte en un salvavidas.

Sin embargo, ¿el shampoo en seco es realmente bueno para el cabello y el cuero cabelludo? ¿Cómo funciona, qué lo compone? ¿Cuándo conviene o no usarlo? Si estas preguntas rondan en tu cabeza, ¡quédate aquí porque las vamos a resolver!

¿Qué es el  shampoo en seco?

Aunque se trate de un “shampoo” este producto no limpia tu cabello. Su función principal es absorber la grasa y darle estabilidad y cuerpo al cabello de raíz a puntas (Altamirano, 2020).

En otras palabras, disimula la grasa si no lo puedes o quieres lavar en ese momento, pues no se enjuaga (Altamirano, 2020).  Además, si acabas de salir del salón de belleza o quieres conservar un peinado, este producto te ayudará.

Shampoo en seco: qué lo compone y cómo funciona

Este shampoo, aunque parezca increíble, está compuesto por alcohol o un producto de polvo fino. Este último puede ser de arcilla, almidones, tapioca o, incluso ceniza volcánica (Garnier, sf). Ese polvo fino es el que absorbe el exceso de grasa.

Para usar el shampoo en seco tienes que agitarlo. Luego, debes levantar el cabello y apuntar a las raíces con la boquilla a unos 15 o 20 cm del cabello. Masajéalo con los dedos y cepíllalo para que el producto se distribuya bien (Garnier, sf).

¿Es bueno o no para el cabello?

Es frecuente escuchar que este producto es malo y que hace que el cabello se caiga. La realidad es que todo depende del uso que se le dé.

Gretchen Friese, tricóloga certificada,  explica que lo que no es sano es usar shampoo en seco y no lavar tu cabello. Además, expresa que si los ingredientes del shampoo se acumulan en el cuero cabelludo, se puede dar una foliculitis (Altamirano, 2020). La foliculitis es una inflamación e infección en los folículos donde crece el pelo. (MedlinePlus, sf)

Por eso, Friese recomienda que el producto no se use más de dos días seguidos. También, porque “puede causar inflamación que resulta en la caída del cabello y exacerbación de las condiciones del cuero cabelludo”, entre estas la caspa  (Altamirano, 2020).

Asimismo, el uso del shampoo en seco se tiene que dar según el tipo de cabello. Por ejemplo, el cabello seco se caracteriza porque no tiene la suficiente humedad y aceite para mantener su textura y brillo (MedlinePlus, sf).

Es recomendable no usarlo en este caso. De igual forma, debes evaluar o consultar con tu médico si es aconsejable, o no, que lo uses.

Tips para aprovechar los beneficios del shampoo en seco

Cuando vayas a hacer uso de este producto, ten siempre presente (Cámara, 2020):

  • Utilízalo solamente si tienes el cabello seco. Es decir, si no está húmedo o si lo acabas de lavar.
  • Antes de usarlo desenreda tu cabello.
  • No olvides agitar el producto.
  • Aplícalo primero en los laterales, luego en la raíz y, finalmente, en la piel de la parte de atrás, sobre la nuca.
  • Colócalo en las partes más grasas.
  • Mueve el cabello mientras lo aplicas.
  • Déjalo actuar por unos tres minutos.
  • Vuelve a peinar para retirar residuos.
  • Puedes usar secador pero siempre en frío.

Si usas mucho shampoo en seco, puedes hacer varios tratamientos para el cabello y ayudar a que no se caiga o maltrate. Además, hay varios tratamientos para el pelo que son naturales.

Recuerda que si estás de afán puedes usar este shampoo para que tu cabello se vea limpio y bonito. Sin embargo, no olvides que nada reemplaza el lavado convencional.