Muchos son los mitos con respecto al lavado de pelo. Hay quienes piensan que lo mejor es lavarlo a diario y otras que asegura que menos es mejor. Lo cierto es que todo depende de tu estilo de vida, tus gustos personales y tu tipo de cabello.

Acompáñanos y descubre de una vez por todas lo que dicen los expertos sobre el lavado del cabello.

Lavado del pelo: por qué

El lavado de pelo es un aspecto necesario y fundamental para tener un cabello y cuero cabelludo saludable. Con este procedimiento se elimina el exceso del sebo del cabello, la suciedad y las células muertas (Cobb, 2019; Punyani et al., 2021).

Ambas prácticas en exceso pueden dar origen a algunas enfermedades del cuero cabelludo. Algunas de ellas son la caspa, la irritación y el crecimiento de hongos, sin mencionar el aspecto poco estético que adopta el cabello (Cobb, 2019; Punyani et al., 2021).

Ahora bien, el lavado excesivo, y en especial, el uso de productos agresivos puede resecar el cuerpo cabelludo. También puede maltratar el cabello al eliminar todos los aceites naturales que lo protegen (Cobb, 2019; Punyani et al., 2021).

La forma correcta para el lavado de pelo

Ya sabemos que el lavado de pelo es un paso importante en la rutina de cuidado del cabello. Ahora vemos cómo hacerlo correctamente, su frecuencia, método y los mejores principios activos.

La frecuencia ideal

No hay una frecuencia de lavado de pelo ideal, esto varía según las características del cabello de cada quién e incluso sus preferencias personales. Por ejemplo (AAD, 2022b; Medline Plus, 2020; Cobb, 2019):

  • Un pelo maltratado o seco debe lavarse con menor frecuencia, 1-2 veces por semana suele ser suficiente.
  • A medida que pasan los años es normal que tu cabello se torne más seco y debas lavarlo con menos frecuencia que antes.
  • Quienes tienen un cabello o cuero cabelludo graso pueden lavarlo 1 vez por día.
  • Los cabellos teñidos o tratados con químicos suelen ser más secos, por lo que se recomienda lavarlo con menor frecuencia.

Consejos prácticos

Ahora, hablemos sobre algunos consejos prácticos de lavado de pelo que ayudan a mantenerlo saludable (AAD, 2022a; AAD, 2022b; Cobb, 2019; Punyani et al., 2021):

  • Lava tu cabello con suavidad masajeando sólo el cuero cabelludo.
  • Al enjuagar deja que los restos del shampoo corran por tu cabello sin masajear medios ni puntas.
  • Usa agua templada, la recomendación es que la temperatura del agua se mantenga entre 32 a 38°C.
  • Siempre aplica acondicionador luego del shampoo y concentra una mayor cantidad en medios y puntas.
  • Evitar frotarlo para secarlo. Mejor enrolla una toalla sobre tu cabeza para eliminar la humedad o déjalo secar al aire libre.
  • Peina tu cabello húmedo con un peine de dientes anchos.
  • Si se va a exponer al sol, puedes aplicar un acondicionador sin enjuague que contenga óxido de zinc.
  • Luego del lavado puedes optar por una crema para peinar o un aceite sellante para ayudar a retener la humedad.
  • Para los cabellos secos se sugiere usar shampoos suaves sin sulfatos.
  • Consulta con el dermatólogo si presentas caída del cabello, caspa o irritación en tu cuero cabelludo.

Principios activos ideales

La Academia Americana de Dermatología (2022b) sugiere usar un shampoo que se adapte a los tipos de pelo. Por eso, es importante que conozcas cuáles son los mejores principios activos y sus beneficios en el lavado de pelo (Cobb, 2019; Gavazzoni, 2015; Nayak et al., 2017):

  • Aceite de coco: este ingrediente mantiene la salud del cuero cabelludo y el cabello. Su principal característica es su propiedad humectante. Sin embargo, también actúa como un agente protector de la fibra capilar.
  • Romero: tiene capacidades antiinflamatorias antisépticas y promueve la circulación en el cuero cabelludo, por lo que es un buen aliado para prevenir la caída del cabello y estimular su crecimiento.
  • Aceite de menta: este ingrediente también puede promover a circulación, el crecimiento del cabello y evitar su caída.
  • Dimeticona: este principio activo otorga al cabello más brillo y suavidad.

En Akelare hemos formulado shampoos con propiedades anticaída y antiedad. Esto es así gracias a la poderosa mezcla del aceite de coco, romero y quina que promueven la circulación, el crecimiento y fortalecimiento de la fibra capilar.

El lavado de pelo es un paso importante en tu rutina de cuidado del cabello. Con esto eliminas el exceso de suciedad y oleosidad, además, te ayuda a mantener la salud del pelo y cuero cabelludo. Te invitamos a probar nuestros consejos y contarnos cómo reacciona tu cabello.