La mayoría de nosotras hemos experimentado algún tipo de daño en el cabello, el cual provoca que tenga la apariencia de pelo maltratado. Esto se debe a varios motivos. Por ejemplo, por el uso de tintes, los peinados con calor, los tratamientos capilares prolongados, el medioambiente o simplemente la rutina diaria.

Por eso, es conveniente que revises frecuentemente si tu cabello presenta algún tipo de daño, para luego comenzar con un tratamiento para su cuidado. A continuación, te mencionamos cuáles son los signos que existen para saber si tienes el pelo maltratado. También te explicamos sus causas y su tratamiento.

Tipos de pelo maltratado que existen y sus signos

Cabello con puntas abiertas

Las puntas abiertas son los puntos blancos en el extremo de tu pelo o las puntas divididas. Este problema surge ante la falta de un corte de pelo periódico, por no cuidar el cabello o por exponerlo a malas condiciones (productos químicos, altas temperaturas) que provocan que la cutícula se desgarre y las puntas se abran.

Las visitas periódicas a la peluquería para recortar las puntas divididas ayudarán a evitarlas. También un tratamiento de restauración profundo, por ejemplo, con keratina, podrá contribuir a resolver este problema (IMD, 2014).

Pelo áspero

El cabello áspero al tacto es una señal importante de daño o maltrato. En su mayoría, el daño que sufre el pelo viene de modificaciones en su estructura originadas al peinarse. Por ejemplo, al utilizar calor en tu peinado (uso de alisadora o rizadora). También por el uso de tintes que lo debilitan y resecan.

El empleo de ampollas humectantes, ácido hialurónico y keratina ayudará a recuperar la humedad y el brillo del cabello (IFEMA, 2020).

Cabello quebradizo

Es el pelo debilitado que presenta porosidad, falta de elasticidad y tiende a quebrarse y caerse al peinarse. Algunas de sus causas son: el empleo de productos químicos, la aplicación de calor y la falta de nutrientes capilares.

A medida que aumenta el daño, también crece la cantidad de escamas que aparecen en el cabello dando lugar al quiebre. Así pues, contra esto es útil un tratamiento vitalizador con un acondicionador profundo y nutrientes naturales. Por ejemplo, pulpa de aguacate, aceite de argán, colágeno, etc. Esto fortalecerá y nutrirá tu pelo, evitando también la caída del cabello (IMD, 2014).

Pelo opaco

Es el cabello con apariencia opaca o sin brillo. En gran medida, el pelo opaco se debe a factores del medioambiente que levantan las cutículas capilares. Por ejemplo, cambios climáticos, contaminación, rayos solares, polvo, etc. Por este motivo no se refleja la luz en el cabello y pierde su brillo natural.

La hidratación es primordial para mantener la elasticidad del pelo y protegerlo de agentes externos. Un tratamiento profundamente humectante, por ejemplo, con ácido hialurónico, es el recomendado en estos casos (IFEMA, 2020).

Tipos de cabello más proclives al daño y su prevención

Todos los tipos de cabello están expuesto a algún tipo de daño o maltrato, pero algunos de ellos son más propensos que otros, en especial (Svenson, s.f.):

  • El cabello seco.
  • El pelo liso o fino.
  • También el cabello graso.
  • El pelo ondulado.

A continuación, te mencionamos algunos consejos prácticos para prevenir el pelo maltratado (Mejor con Salud, s.f.):

  • Verifica tu rutina de cuidado capilar. El empleo de productos que disminuyen los efectos dañinos en el cabello y lo vitalizan es una buena forma de disminuir o evitar daños a tu pelo.
  • Usa tratamientos humectantes. Los acondicionadores adecuados, las mascarillas capilares y los nutrientes naturales son el mejor tratamiento para el pelo maltratado. Todo esto lo puedes utilizar como sustituto de un acondicionador común, pues te ayuda a humectar el cabello.
  • Córtate el pelo periódicamente. Hacerlo frecuentemente es una forma eficaz de tener un cabello hermoso y sano. Un período óptimo sería entre seis u ocho semanas.
  • Emplea vitaminas para el cabello. Complementar el cuidado capilar con vitaminas para el cabello es una excelente opción. Selecciona las más adecuadas según tu tipo de cabello.

El cabello está expuesto a diario a múltiples agentes, tanto internos como externos, que pueden originar que el pelo se vea reseco, sin brillo, débil y sin vitalidad. Por eso, es muy importante revisarlo de vez en cuando para saber si le estamos dando los cuidados necesarios y así tener un cabello sano y hermoso.