Lucir un cabello sano y lleno de vida es el deseo de muchas mujeres. En ocasiones, sin embargo, las puntas abiertas pueden hacer que el pelo luzca descuidado y abandonado (IMD, 2018). Si eres de las que sufren de este mal, pero desconocen su origen, debes leer este artículo hasta el final. ¡Aquí descubrirás las causas de este problema y los cuidados para prevenirlo!

¿Qué son las puntas abiertas?

La tricoptilosis, nombre científico que reciben las puntas abiertas, es el signo más común del daño visible en el pelo. Básicamente, se trata de una fractura longitudinal en la punta de tu cabello (Linares, 2021). Esto ocurre cuando la fibra capilar se desgasta y la corteza queda expuesta, deshidratándose y quebrándose con facilidad.

Por ende, la tricoptilosis es provocada por un resecamiento del pelo debido a una insuficiencia de sebo. Asimismo, es importante que sepas que este problema puede presentarse en todos los tipos de cabello.

Factores que causan las puntas abiertas

Teñir el cabello con regularidad

Si pintas tu cabello muy seguido, este se volverá más seco y frágil. Por ello, es fundamental darle los mayores cuidados. Utiliza tratamientos capilares protectores e infusiones humectantes para evitar que aparezca este problema.

Utilizar productos químicos

También los tratamientos para alisar o la permanente pueden alterar la estructura del cabello (Nicolás, 2019). Los químicos debilitan y dejan el pelo más susceptible a daños, como las puntas abiertas o la caída del cabello.

Exponer el cabello a altas temperaturas

El secador y la plancha son otros factores que debilitan mucho el pelo. Si no empleas protectores térmicos cada vez que usas calor, corres el riesgo de daños en tu cabello. Asimismo, exponer tu pelo al sol, al agua del mar y a la contaminación influye en su aparición.

Tratamientos para prevenir este problema

Disfruta los beneficios del acondicionador

Usa acondicionador de forma habitual cada vez que te laves el pelo. Así lograrás gozar de un tratamiento en pocos minutos y lucir un cabello brillante.

Disminuye el uso de la plancha y el secador

En la medida de lo posible, reduce la exposición del pelo al calor. Otra opción para minimizar el daño sin renunciar a estos aparatos es ajustando su temperatura.

Realiza una buena técnica de cepillado

Peinarte es importante para mantener tu melena libre de enredos. Sin embargo, debes hacerlo con suavidad para evitar roturas. Comienza desde abajo y poco a poco avanza hasta eliminar los enredos. Evita cepillarte el cabello cuando está mojado y los peines metálicos, pues aumentan el riesgo de rotura.

Cuidados para mejorar el aspecto del cabello

Corta las puntas con regularidad

Seguro has escuchado sobre este punto, pero es realmente cierto que un corte periódico te ayudará a lucir un cabello sano. No te estamos diciendo que debes cortarte el pelo radicalmente. Simplemente debes eliminar las partes dañadas, como tus puntas.

Hidrata tu cabello

Para prevenir o solucionar este problema tan común, es necesario que mimes tu melena con ayuda de tratamientos hidratantes. De esta manera, lograrás reparar la fibra capilar.

Utiliza protección térmica

Resguarda tu pelo de los daños causados durante el peinado con alisadoras y rizadoras. Ten presente que el calor elimina la humedad del cabello, dejándolo extremadamente seco y propenso a quebrarse. Por ello, es importante utilizar protectores térmicos cuando te peinas (Nicolás, 2019).

Aplica tratamientos reparadores

Estos tipos de tratamientos ayudan a reparar tu pelo para que tenga un estado más saludable. Las mascarillas reparadoras contienen ingredientes concentrados que le brindan al cabello los nutrientes necesarios para combatir los daños capilares.

Si deseas lucir una melena llena de vida, incluye estos consejos dentro de tu rutina diaria para el cuidado de tu cabello diario. Así, con el tiempo verás cómo las puntas abiertas se reducen.