¿Estás embarazada o planeas estarlo? Entonces es momento de empezar a cuidar más de tu piel. La gestación es un período lleno de cambios a nivel físico que pueden reflejarse en este órgano. Aquí hablaremos de estos cambios, entre ellos las manchas en el embarazo, y lo que puedes hacer para prevenirlos o controlarlos. ¡Veamos!

Cambios de la piel en el embarazo

Muchas mujeres pueden experimentar cambios en su piel, uñas y pelo durante y después del embarazo. Estos son los más comunes (American Pregnancy Association, 2021; Mayo Clinic, 2022; Medline Plus, 2020):

Manchas en el embarazo

Los cambios hormonales en el embarazo pueden ocasionar que algunas partes de la piel se oscurezcan. Las manchas oscuras suelen presentarse en la cara, exactamente en las mejillas y alrededor de los ojos; a esto se le llama cloasma o máscara del embarazo. También puede aparecer una mancha lineal que sigue la línea del ombligo, denominada línea negra.

Lo mejor que puedes hacer para prevenir las manchas en el embarazo es protegerte contra el sol. Usa un buen protector solar cada día, aun si no sales de casa, y complementa con ropa protectora y sombreros. Esto también te ayudará a evitar que las manchas empeoren, en caso de que ya las tengas.

En su mayoría, estos cambios de coloración mejoran algunos meses después del parto. Sin embargo, algunas mujeres pueden quedar con manchas en la piel.

Estrías

Las estrías son un problema clásico de la gestación, así como las manchas en el embarazo. Ellas se producen por el estiramiento excesivo y rápido de la piel. Usualmente aparecen en el abdomen, pero también pueden presentarse en los senos, los muslos, las caderas y los glúteos. Al inicio, las estrías son de color rojo o marrón; luego se tornan claras o perladas.

Para prevenirlas, mantén un control de tu peso. Además, siempre aplica cremas hidratantes. Puedes optar por cremas que contengan vitamina E. Esto, ya que entre los beneficios de la vitamina E está el proteger a la piel y repararla.

Resequedad de la piel

El estiramiento de la piel durante la gestación y los cambios hormonales pueden provocar resequedad de la piel. Esto puede dar una sensación de aspereza y también puede provocar mucha picazón. Para prevenir la resequedad, se recomienda aplicar con frecuencia cremas hidratantes. Las cremas pueden tener aceite de almendras como parte de sus ingredientes.

Acné

Otro problema que pueden experimentar las mujeres durante la gestación es el acné. Debido a los cambios hormonales puede existir una mayor producción de sebo y, como consecuencia, pueden obstruirse los poros y causar acné. Asimismo, la manipulación de los granos del acné y la exposición al sol pueden dar origen a manchas posterior a la inflamación provocada por el acné.

Por eso, la recomendación para tratar y prevenir el acné en esta etapa es llevar una buena rutina de cuidado facial que incluya:

  • Un limpiador suave especial para piel grasa.
  • Una crema hidratante.
  • Un protector a base de agua.

Productos con peróxido de benzoilo y ácido azelaico pueden ser seguros; sin embargo, lo mejor es consultar con el médico. Además, procura nunca exprimir los granos y evita tocar tu cara.

¿Qué hacer si ya tengo manchas en el embarazo?

Si bien es posible prevenir las manchas en el embarazo, las estrías y la resequedad, igual siempre pueden desarrollarse. En este caso, las recomendaciones para tratarlas durante la gestión son (American Pregnancy Association, 2021; Marie, 2020; Mayo Clinic, 2022; MedlinePlus, 2020):

  • Adapta tu rutina de cuidado de la piel a tus necesidades. Si presentas exceso de oleosidad, usa productos para piel grasa.
  • Siempre usa una crema hidratante apta para el embarazo y la lactancia. Un ejemplo de ello es el serum con ácido hialurónico.
  • Aplica protector solar de 50 FPS o más cada 2 horas.

Y luego del postparto (American Pregnancy Association, 2021; Marie, 2020; Mayo Clinic, 2022; MedlinePlus, 2020):

  • Puedes usar productos que contengan ácido glicólico o retinoides para mejorar la apariencia de las manchas y las estrías.
  • Algunos métodos como el láser y la microdermoabrasión también pueden contribuir en mejorar las estrías y las manchas.
  • El colágeno hidrolizado puede contribuir en mejorar la apariencia de la piel. ¿Pero para qué sirve el colágeno hidrolizado? Uno de sus beneficios es que ayuda al fortalecimiento de la piel y su elasticidad.

El embarazo trae consigo innumerable cantidad de cambios, incluidos los de la piel. Es frecuente ver las manchas en el embarazo, las estrías y la resequedad. Por fortuna, estas afecciones mejoran con una buena rutina de cuidados y tras unos meses del posparto.