Durante años, la cosmética ha desarrollado productos para el cuidado de la piel, con fines hidratantes, antioxidantes, regenerativos y preventivos del envejecimiento prematuro. En este sentido, los expertos concuerdan que la vitamina C para la cara es muy recomendable.

Esto se debe a que la vitamina C ayuda a revitalizar e hidratar la piel, lo cual la deja radiante. Por ello, ha ganado popularidad en el sector cosmético, convirtiéndose en un ingrediente ideal para disminuir la aparición de arrugas, líneas de expresión, evitar las manchas y el acné. Igualmente, al usar un producto facial que contenga vitamina C le brindamos luminosidad a nuestra cara, regulamos el exceso de grasa y unificamos su tono de piel (Ruiz, 2021).

A continuación, te mencionaremos los beneficios de la vitamina C para la cara, la forma correcta de usarla y la frecuencia de hacerlo.

Beneficios de la vitamina C para la cara y la piel

  • Es un poderoso antioxidante que reduce la acción de los radicales libres. Estos son responsables del envejecimiento prematuro y de algunos tipos de cáncer.
  • Ayuda en la reparación de los tejidos, pues incrementa la producción de colágeno en las células cutáneas.
  • Refuerza la función protectora de la piel y ayuda a mantener los niveles de humedad.
  • Le brinda a la cara luminosidad, pues regula la producción de melanina (responsable de dar color a la piel).
  • Evita la excesiva presencia de grasa, especialmente en las zonas de la nariz, frente y barbilla (Bagazgoitia, s.f.).

¿Cuándo y cómo usar la vitamina C para la cara?

Como norma general, se recomienda aplicar los productos con vitamina C durante el día. Por ejemplo, aplica un serum o una crema hidratante que contenga vitamina C. Estos productos se pueden aplicar diariamente y en cualquier época del año. Además, se recomienda complementar su aplicación con un protector solar.

Hay casos especiales en los que es preferible utilizar tales productos en la noche. Por ejemplo, si tienen una concentración muy alta de vitamina C o si se van a usar después de una exfoliación. A continuación, te contamos cómo usar la vitamina C para la cara.

Forma de utilización

  • Limpia cualquier impureza de tu cara y restos de maquillaje con ayuda de una crema limpiadora o una loción desmaquillante, como el agua micelar.
  • Después, sécate la cara con una toalla mediante pequeños toquecitos.
  • Luego aplícate serum o una crema con vitamina C masajeando la cara para que la piel lo absorba bien.
  • Para un mejor efecto, haz énfasis en las zonas con manchas o marcas (Matinez Danti, 2021).

La vitamina C es un nutriente esencial. Puesto que contribuye a fortalecer el sistema inmunológico, ayuda a reparar y producir nuevas células, y participa en diferentes procesos fisiológicos que contribuyen a mantenernos saludables (MedlinePlus, s.f.).

Además, cada día aumentan los productos cosméticos que contienen este ingrediente en sus fórmulas. Pues también proporciona múltiples beneficios para el cuidado de la piel, especialmente, la de la cara. Ya que la vitamina C contribuye a prevenir el envejecimiento prematuro, manteniendo nuestra piel saludable y radiante.