Seguramente has escuchado que por medio de las secreciones corporales como el sudor o la orina perdemos electrolitos. Pero, ¿te has preguntado alguna vez qué son los electrolitos

Aquí te explicamos todo acerca de ellos.

En primer lugar, es importante definir que los electrolitos son minerales presentes en la sangre y otros líquidos corporales. Además, dichos minerales tienen una carga energética (MedlinePlus, s.f.).

Intervienen en procesos como (MedlinePlus, s.f.):

  • Equilibrio en la cantidad de agua del cuerpo.
  • Balancear el grado de acidez en la sangre.
  • Actividad muscular.

Sigue leyendo para saber por qué son importantes, dónde puedes encontrarlos y su relación con los tipos de piel.

Qué son los electrolitos: primeras definiciones

En este texto sobre qué son los electrolitos, ya definimos que son sustancias con carga energética y que se disuelven en los líquidos del cuerpo como la sangre.

Ayudan a llevar los nutrientes hacia las células, sacar los desechos fuera de ellas y al funcionamiento de músculos, corazón y cerebro (Instituto Nacional del Cáncer, s.f.). 

De manera general, los electrolitos del cuerpo humano se dividen en fuertes y débiles. Los fuertes son aquellos que al disolverse liberan toda su carga energética, mientras que los débiles la liberan parcialmente (Alicante, s.f.). 

Sin embargo, de manera particular, los electrolitos indispensables para la vida son (Mandal, s.f.):

  • Sodio
  • Potasio
  • Calcio
  • Magnesio
  • Cloruro

Síntomas por falta de electrolitos

Un desequilibrio en los niveles de electrolitos en la sangre puede ser mortal (Mandal, s.f.).

Algunos síntomas de los niveles bajos son (Chemocare, s.f.):

Por otro lado, algunos síntomas de los niveles altos son:

  • Debilidad o espasmos musculares.
  • Entumecimiento.
  • Fatiga.

¿Dónde están presentes los electrolitos?

Además de saber qué son los electrolitos es importante conocer en qué alimentos los encuentras (Gómez, 2019):

  • Sodio: se encuentra en la sal. Sin embargo, la recomendación es no ingerir más de una cucharadita al día.
  • Cloruro: presente en lechuga, apio y tomate.
  • Potasio: lo encuentras en setas, aguacate y salmón.
  • Magnesio: lo adquieres al comer espinacas, atún y almendras.
  • Calcio: principalmente se encuentra en los lácteos.

Cuidado de la piel y el pelo: su relación con los electrolitos

Si eres de las personas que frecuentemente presenta alergias en la piel o te esfuerzas en cuidarte para prevenir otras enfermedades de la piel, seguro estás al tanto de la importancia de la hidratación.

Cuando los niveles de electrolitos están bajos, podría ocurrir una deshidratación (MedlinePlus, s.f.).

Por su parte, la deshidratación moderada podría provocar falta de elasticidad en la piel (Cátedra Internacional de Estudios Avanzados en la Hidratación, s.f.). El electrolito denominado magnesio, en concreto, podría ayudar a combatir la piel seca y dañada (Women’s Healt, 2016).

Debido a lo anterior, es importante mantener un adecuado nivel de electrolitos.

Además, te sorprenderá saber que también ayudan a mantener la salud del pelo porque lo mantienen hidratado. De hecho, suelen ser parte de los ingredientes de los champús (Azcona, 2003).

Como pudiste darte cuenta, saber qué son los electrolitos es muy valioso. No dudes en consumirlos, incluso tu piel y cabello lo agradecerán.