Cuando yo era adolescente en los 90s y empecé a usar productos de cuidado facial, mi mamá me enseñó a usar limpiadora y tónico facial. En esa época las limpiadoras eran principalmente cremas o leches básicas, yo usaba una leche limpiadora. Y el tónico facial estaba diseñado para remover los residuos de esas limpiadoras en la piel. Eran normalmente productos 100% líquidos, con alto contenido de alcohol y astringentes. Muchas veces la piel se sentía como tirante luego de usarlos.

Los avances en la tecnología de limpiadoras incluyen nuevas texturas e ingredientes activos, como las aguas micelares, que han hecho que los tónicos faciales se vuelvan algo obsoletos. Hoy, no es claro el rol de este producto, y en lo que he investigado es algo controversial. Pero lo que si es un hecho es que también los tónicos han avanzado mucho y también hay muchas opciones que nos confunden. Que si astringentes o hidratantes o exfoliantes químicos. Todos se ven iguales y uno no sabe cual usar o si vale la pena usar alguno. Por eso acá te voy a contar lo que investigué sobre los tónicos faciales para que tú definas si quieres incluirlo en tu rutina facial.

Como hemos aprendido, el orden de la rutina facial debe ir desde lo mas aguado a lo mas oleoso. Por eso los tónicos son el paso luego de la limpieza, porque son productos base agua. Existen 3 tipos de tónicos faciales que son diferentes y se usan según tu tipo de piel y tu objetivo de cuidado:

  • Astringentes: Son productos que contienen altos porcentajes de ácidos activos buenos como son el AHA y BHA. También alcoholes volátiles como etanol, metanol, alcohol isopropílico, etc. El objetivo de los tónicos faciales astringentes es remover los excesos de grasa y sebo en tu piel y por eso tiene esos altos contenidos. Pero esos altos contenidos causan que tu piel se sienta tirante. En teoría suena bien, pero en general remueven más de la cuenta, enviando a las células sébaceas la señal de que la piel necesita la protección de estas grasas naturales, llevándolas a producir mas sebo, lo cual puede terminar causando el efecto contrario a lo que deseabas. Y estos son los que tradicionalmente encontrábamos en los 90s.
  • Tónicos Faciales: Cuando lees o ves videos sobre la tendencia de belleza Koreana siempre hablan sobre la importancia de los tónicos. Eso despertó mi curiosidad, porque siempre pensé que todos los tónicos eran astringentes. Pero no, en las rutinas de belleza Koreanas los tónicos faciales tienen el papel de hidratar la piel luego de la limpieza y prepararla para recibir nutrientes e ingredientes activos. Son productos base agua con ingredientes activos hidratantes y además incluyen otros ingredientes para tratar problemas de la piel como poros abiertos, resequedad, acné, etc… Debes buscar el que combine los ingredientes relevantes para tu objetivo de cuidado. Esto me ayudó a entender la controversia. Aunque no son tan necesarios como la limpieza y la protección solar, si son un paso que cuando se incorpora puede tener un efecto muy positivo en tu piel. Y por esto lo incluyo en los pasos de la rutina esencial.
  • Exfoliantes químicos: Si, químicos. Es importante saber que hay químicos que son buenos para la piel y también que no todo lo natural es bueno o efectivo. Los exfoliantes químicos también contienen esos ácidos activos buenos como son el AHA (ácido láctico y ácido glicólico) y BHA (ácido salicílico), pero en menores concentraciones y sin los alcoholes volátiles dañinos de los tónicos faciales astringentes. El AHA y BHA son productos que penetran las capas profundas de la piel y remueven las células muertas y las impurezas. Evitando que los poros se obstruyan para prevenir brotes y acné. Este producto no debe usarse diariamente. Lo que puedes hacer es reemplazar el tónico 2 o 3 veces a la semana por un exfoliante químico para mantener la grasa de tu piel bajo control. O aplicarlo después de limpiar y antes del tónico hidratante. También es importante que sepas que la concentración del ingrediente activo es importante para que el producto si sea efectivo. Para el AHA es mínimo un 8% y para el BHA 1-2%. Ah y ahora existen también los PHA, que son AHA de nueva generación, mas suaves y delicados con la piel. También existen los exfoliantes físicos, pero de esas diferencias hablaremos en otro artículo.

En conclusión, aunque si es posible vivir sin el tónico, existen buenas razones para incluirlos en tu rutina según tus objetivos de cuidado. En mi caso, yo lo estoy incluyendo como ese paso hidratante que recomienda la rutina de belleza Koreana. ¡Y si tiene algo de BHA que me ayude con mi piel grasa y a prevenir el acné es un bono!