No se ustedes, pero yo estoy un poco abrumada con la cantidad tan grande de productos de cuidado facial. Hay limpiadores, tónicos, aguas micelares, serums, ampolletas, aceites, cremas, geles y mas, y cada uno de estos combinados con docenas de posibles ingredientes activos, etc, etc, etc… ¡Conclusión, me enloquecí! Ya no se como diseñar mi rutina facial, cuales productos usar, en que orden usarlos y si eso es relevante.

Por otro lado, durante la pandemia una de las cosas que noté es que me uní a la tendencia de volver a lo básico, al origen. Y el cuidado de mi piel no ha sido la excepción. Y por eso empecé a investigar cual es la mínima rutina facial, cual es el orden de los productos y como incorporar los diferentes ingredientes activos. Entonces acá les contaré lo que aprendí:

El primer objetivo de cualquier rutina de cuidado facial es entregarle a tu piel, que es el órgano mas grande y expuesto que tenemos los seres humanos, lo que necesita para que esté saludable y bonita. Y el segundo objetivo es ayudar a solucionar esos pequeños problemillas que todas tenemos y que queremos eliminar o moderar. Y ten en cuenta que esos problemillas pueden incluso cambiar a diario! Entonces por eso es importante aprender sobre el tema para saber que usar y cuando usarlo según la necesidad del momento y así diseñar tus rutinas faciales ideales.

Por esto es importante tener claro lo básico y lo fundamental, y sobre eso empezar a hacer cambios y probar nuevas soluciones una a una. Para poder entender el efecto de cada producto y no mezclarlo todo a la vez y a la loca y terminar con la cara vuelta nada.

La mínima rutina facial a cualquier edad: 

  • Paso 1 Limpiar: Para remover impurezas y maquillaje. Incluso si no te maquillas debes limpiar tu cara todos los días por la exposición a las impurezas del ambiente que se mezclan con el sudor, con tu antisolar, etc… y si no se limpia se pueden obstruir los poros y causar acné o brotes no deseados. Y si te maquillas, es ideal usar productos oleosos para remover mejor el maquillaje. Incluso en la tendencia de belleza Koreana se habla de la doble limpieza. Así de importante es este primer paso. También en importante limpiar en la mañana y en la noche. Si, también necesitas limpiar tu piel en la mañana, porque en la noche también estamos expuestos a las impurezas del ambiente y sudor (así no lo sientas) además que necesitas limpiar tu piel de los residuos de los productos que te aplicaste en la noche. Limpiar también prepara tu piel para recibir los siguientes cuidados.  
  • Paso 6 Proteger: Para prevenir y proteger de los efectos de la poluciónla luz artificial de lámparas o pantallas y los rayos solares. Los antisolares son el principal producto anti-edad. Si solo vas a usar 1 producto en el día, este es el indicado. 

Estos son los pasos mínimos en una rutina de cuidado facial. Entonces en esos días que no tienes tiempo o tienes algo de perecita (a todas nos pasa), estos son los pasos que no puedes omitir. 

Lo esencial para completar tu rutina facial: 

  • Paso 3 Hidratar: Con el uso de tónicos o sueros/serums para hidratar y balancear el nivel de PH de la pielEl uso del tónico es controversial. En mi investigación encontré ambas opiniones. Primero, que es esencial porque hidratar es diferente a humectar. Porque son productos base agua, diseñados para incrementar la cantidad de agua en todas las capas de tu piel, incluso las más profundas. Y segundo, que no vale la pena, que depende de tus objetivos de cuidado de la piel. En mi opinión, el argumento de diferenciar hidratar vs humectar me convenció, y por eso lo incluyo en la rutina básica. Además, otra opción es no usar tónicos sino serums hidratantes. Tú eliges que prefieres para tu rutina facial. 
  • Paso 5 Humectar: Para construir una barrera que retiene la humedad (es decir el agua) de la piel y da sensación de suavidad. Son productos con base oleosa, diseñados principalmente para que la capa más superficial de la piel mejore su efectividad como barrera para que el agua que está adentro no se evapore durante el día y la piel esté súper hidratada. Esta pérdida de agua se llama técnicamente evaporación transepidérmica y puede controlarse con el uso de humectantes con base oleosa (recuerda el vaso con agua y aceite que nos enseñaron en clase de ciencia, como el aceite está arriba atrapando al agua)Eso es lo que hacen los humectantes en tu piel. 

En resumen, estos son los 4 pasos de una rutina esencial: Limpia, hidrata, humecta y protege. Y sobre estos ya la puedes seguir enriqueciendo. Por ejemplo, la rutina de belleza Koreana tiene 10 pasos. Todo depende de tus objetivos de cuidado y tu tiempo disponible. 

 Te estarás preguntando, ¿Y los pasos 2 y 4? ¿y como uso los serums o mi antiedad o ese nuevo aceitico que tanto me ha gustado? ¿Y la exfoliación que? 

Como enriquecer tu rutina facial con productos que complementan lo esencial: 

  • Paso 2 Exfoliar: La piel, naturalmente, realiza un proceso de rotación o renovación de células. Por eso en la superficie de la piel tenemos células muertas. Y a medida que nos volvemos mayores este proceso se vuelve más lento y por eso la piel se ve menos luminosa. Los exfoliantes ayudan a eliminar las células muertas provocando que el cuerpo acelere el proceso de renovación celular, ayudando a que la piel se vea y se sienta más suave y luminosa. Además, ayuda a que los demás productos se absorban y así funcionen mejor. Existen exfoliantes químicos y físicos. Los químicos se conocen como AHA, BHA y PHA y son ácidos suaves derivados de extractos de frutas y plantas. Y los físicos son aquellos con partículas que remueven a través de la fricción. En general no debes usar exfoliantes todos los días, solo deben usarse 1 o 2 veces por semanaY deben usarse entre el paso 1 y 3 (después de limpiar y antes de hidratar). 
  • Paso 4 Enriquecer: El objetivo de este paso en tu rutina facial es mitigar esos problemillas que llegan a diario o que se van acentuando con el paso del tiempo:
    • Serums: Son productos diseñados para aportar una dosis concentrada y recargada de ingredientes activos para aumentar el efecto de estos ingredientes en tu piel, según lo que quieres prevenir o corregir (manchas, arrugas, firmeza, control de grasa, combatir resequedad, acné, etc…). Por lo general son mas espesos que un tónico y mas aguados que una humectante. Por eso deben usarse entre el paso 2 y 3 (después del tónico y antes de la humectante). Un punto clave es que no reemplazan ni la humectante, ni el tónico, ya que no generan una barrera como las humectantes y no aportan agua como los tónicos. Para ver su resultado debes usarlo consistentemente durante 2 a 4 semanas.   
    • Contorno de ojos: Son productos diseñados para ayudar con temas como hinchazón o bolsas bajo los ojos, ojeras y arrugasEs relevante porque la piel alrededor de los ojos es mas delgada que la piel del resto de la cara y además tiene menos glándulas sebáceasproduce menos colágeno y elastina que el resto de la piel de la cara. Por eso es allí donde generalmente se empiezan a ver las primeras líneas y arrugas. En general son productos mas suaves y aguados que las humectantes, pero mas espesos que el serums. Por eso deben usarse entre el paso 2 y 3 (después del tónico y antes de la humectante).
    • Cremas Nocturnas: Nuestro cuerpo está en “modo reparación” mientras dormimos y también perdemos mas hidratación que en el día. Porque en la noche las glándulas sebáceas descansan y producen menos sebo. Por eso en general las cremas para la noche son simplemente humectantes mas espesas que forman una barrera mas fuerte para no dejar escapar la hidratación. Por eso puedes reemplazar tu humectante del día por una crema nocturna en la noche. Es decir, reemplazar el producto del paso #3.
    • Aceites faciales: ¡Si aceites! Son excelentes para humectar tienen otros beneficios tanto para personas con piel seca como personas con piel mixta o grasa. La piel produce sebo, un aceite natural que ayuda a crear esa barrera protectora en las capas superficiales de la piel y que evita que el agua salga de nuestro organismo. Pero esa producción varía durante las 24 horas. En el día producimos más y en la noche mucho menos. Por eso el aceite facial es ideal para usar en la noche, cuando producimos menos sebo y es el último paso de la rutina nocturna luego de la humectante. O puedes mezclarlo con tu humectante para reforzar esa capa protectora oleosa.
    • Y los labios?!?!?: La piel de los labios es la mas delgada de todas y donde los vasos sanguíneos están mas cerca de la superficie. Por eso tienen un color diferente al resto de la piel de la cara. Además, en la piel de los labios no tenemos glándulas sebáceas, que son las encargadas de humectar la piel. Y por eso los labios se humectan con la saliva (Recuerda que humectar es formar esa capa oleosa en la superficie de la piel que impide que el agua se escape manteniendo la hidratación). Finalmente, los labios tienen menos melanina, que es la encargada de proteger la piel de los rayos solares, y por eso son mas sensibles al sol. Con la edad le pasa lo mismo que al resto de nuestra piel, y como es tan delgada, se nota mas. Por eso debemos aplicar productos hidratantes y humectantes en los labios. Y protegerlos diariamente con antisolar al igual que el resto de la piel de la cara. 

En conclusión, el orden en tu rutina facial si importa, ya que algunos productos funcionan mejor si se aplican antes o después de otros. Y el principal tip para elegir el orden es usar primero los productos mas ligeros y aguados e ir subiendo a los mas espesos y aceitosos. Eso hace que tengas una barrera base aceite (humectada) que no permita que la hidratación (que es agua) se evapore o salga de la piel. Además, ten especial cuidado en esas zonas donde la piel es mas delgada como el contorno de ojos y los labios.  

Y esto como se pone en práctica cuando diseño una rutina facial?  

Les cuento como voy yo a organizar mi rutina con esto que aprendí, teniendo en cuenta que mi piel es mixta y que mi objetivo es controlar el acné, emparejar el tono de mi piel y mitigar y prevenir las arrugas 

En el día no tengo mucho tiempo, entonces resumiré la rutina en 3 pasos: 

  1. Limpiar: Voy a usar un gel limpiador con ácido hialurónico en la ducha para remover el sudor y la suciedad de la noche y arrancar el día con la piel muy hidratada y energizada.  
  2. Humectar: La humectante es clave para mi, a pesar de que tengo piel mixta. No quiero que esa hidratación de mi gel de ducha se escape. Voy a sellarla con una humectante ligera rica en antioxidantes y aceites humectantes como el de cannabis. Y voy a aplicar esta humectante incluso en mis labios porque ya veo la aparición de líneas alrededor de estos.  
  3. Proteger: Anti-solar. Es el que nunca puede faltar en el día y la mejor herramienta anti-edad. Voy también a usar uno igual rico en antioxidantes que complemente a mi humectante. También voy a cubrir el borde de mis labios.  

El tónico y los complementos los voy a dejar para la noche. No tengo mucho tiempo, entonces quiero una rutina práctica. 

Y en la noche quiero consentir mi piel y tener un tiempo para mi. Entonces voy a diseñar una rutina mas completa: 

  1. Limpiar: Me voy a limpiar con agua micelar que tiene agua de rosas, caléndula y panthenol (vitamina B5), que son ingredientes naturales que ayudan a equilibrar la grasa en mi piel y es anti-edad por el panthenol.  
  2. Hidratar: Aún no encuentro un tónico hidratante, pero voy a buscar uno con ácido hialurónico y ácido salicílico. El primero para hidratar y el segundo para limpiar en profundidad mis poros y prevenir el acné (si, con mas de 40 y aun tengo acné). 
  3. Enriquecer: Voy a rotar unos días con el suero de vitamina C y otros con un suero aclarante. Mi objetivo es emparejar el tono de mi piel y prevenir manchas futuras. 
  4. Humectar: Luego sello todos esos ricos ingredientes con la misma humectante del día pero la enriquezco con unas goticas de una aceite facial delicioso que nutre mas mi piel en la noche. Ese mismo lo aplico como contorno de ojos y en los labios, y juego con mas cantidad mezclada de aceite para esas zonas de la cara que son mas delgadasEsta idea de mezclar los productos, como un batido de frutas, me parece genial! 

 En los fines de semana me consiento con una exfoliación: 

  1. Encontré un exfoliante de carbón activado que deja la piel súper fresca y me encantó! Entonces lo estoy usando 1 vez por semana. No quiero sobre-exfoliar mi piel, porque eso puede ser malo. Entonces en semana tengo el tónico con ácido salicílico, que es un exfoliante químico. Y el fin de semana uso este que es exfoliante físico. 

Y  lo otro es que caí en cuenta es que si quiero diseñar mejores rutinas debo aprender más sobre la piel y como funciona. Entonces planeo investigar más sobre ese tema. 

 

En resumen, para diseñar tu rutina facial ideal piensa en estos 4 pasos esenciales: Limpiar, hidratar, humectar y proteger. Y que puedes usar productos complementarios para exfoliar y enriquecer tu rutina según los objetivos de cuidado y el tiempo que tengas para tu piel. Para eso es clave saber y entender que ingredientes te ayudan a conseguir esos resultados. Y para lograr los objetivos es importante ser consistente en la rutina que diseñaste. Dejar que los productos hagan su tarea por varias semanas, solo así verás resultados que te indicarán si debes o no modificar algo en tu rutina. Y por último, si tus objetivos cambian pues tu rutina también.  

Cuéntame en los comentarios abajo que tal te pareció este artículo. Si me faltó incluir algún tipo de producto para poder hacerlo luego en el futuro. También como vas a diseñar tu rutina según tu tipo de piel y tus objetivos de cuidado. finalmente, puedes incluir tips para compartir buenas prácticas o cosas para evitar con otras usuarias.