Las vitaminas son primordiales en el desarrollo de todo ser humano ya que benefician el correcto funcionamiento de todos los sistemas del cuerpo. La piel necesita nutrientes específicos para mantenerse radiante y hermosa ante los agentes contaminantes del ambiente. Las vitaminas para la piel proporcionan protección, le brindan hidratación y elasticidad, y la ayudan a estar saludable (González, 2022).

Existen varias vitaminas que favorecen la salud de la piel. Estas evitan la resequedad en la piel, las uñas quebradizas y que los labios puedan agrietarse y sangrar. Además, ayudan al cuidado de la piel para mantenerla radiante y rejuvenecida al combatir el daño celular que acelera los signos de envejecimiento (Ichariba, 2019).

Conoce cinco vitaminas para la piel

Estas son cinco vitaminas que te aportarán luminosidad y harán que te veas más saludable.

1. Vitamina A, una de las vitaminas para la piel más importantes

La vitamina A o retinol es una de las vitaminas para la piel más importantes y útiles para todas sus capas principales. Ayuda a mantener los niveles de colágeno y protege a las células del daño de la radiación solar. Es una vitamina que promueve la regeneración celular, por lo que ayuda a que aparezcan menos arrugas. Además, favorece la recuperación de heridas superficiales de la piel. Incluso, de manera tópica puede ayudar a combatir el desarrollo de cáncer en la piel (Ichariba, 2019).

2. Vitamina B3

La vitamina B3 o niacina es un nutriente importante para la salud de la piel. Es necesaria para mantener las células sanas y para tratar condiciones relacionadas con la pelagra (una afección caracterizada por trastornos en la piel, los nervios y la digestión). Una forma de vitamina B3, la niacinamida, es muy usada en mascarillas para el acné. De igual manera, se utiliza para trata el ardor, picazón o enrojecimiento de la piel. Además, contribuye a reducir su envejecimiento y ayuda en la prevención del cáncer de piel (Medline Plus, 2022).

3. Vitamina B5

El ácido pantoténico o vitamina B5 es esencial para la regeneración celular. Conocida también como pantenol, esta es una de las vitaminas para la piel que contribuye a la hidratación de la dermis. Esto mejora su estado y apariencia aportando suavidad y resistencia. Incluso puede prevenir las arrugas y su envejecimiento. Es un potente cicatrizante, mejora el proceso de curación de heridas de la piel permitiendo que el tejido se regenere (Instituto Linus Pauling, s.f.).

4. Vitamina C

El ácido ascórbico o vitamina C se encuentra dentro de las vitaminas para la piel que el cuerpo necesita para formar cartílagos, músculos y estimular el colágeno. Es vital para el proceso de curación de la piel, ya que es un antioxidante que protege las células contra los efectos de los radicales libres (moléculas que se producen por la contaminación, la radiación solar, rayos X, etc.). Su uso aporta fuerza y ​​elasticidad y brinda soporte nutricional a la epidermis, la capa más externa de la piel (Mayo Clinic, 2021; Pullar et al., 2017).

5. Vitamina E

La vitamina E o alfa-tocoferol ayuda a mantener la piel saludable. Es un importante antioxidante que actúa para proteger el tejido corporal del daño causado por los radicales libres. Fortalece las paredes celulares y ayuda a prevenir la sequedad y la inflamación de la piel. También puede aportar a combatir el envejecimiento de la piel e interactúa con células para llevar a cabo muchas de sus funciones (Ichariba, 2019; Medline Plus, 2021).

Estas vitaminas para la piel son esenciales para verte saludable. Son nutrientes que ayudan a mantener su hidratación y le aportan firmeza y vitalidad. Además, contribuyen a combatir el daño celular al que está expuesta la piel por la contaminación y la radiación solar. Su uso en cosmética natural mejora su aspecto, pues ayudan a su regeneración y le aportan un brillo saludable.