La piel grasa puede ser un tema de preocupación para muchas personas, en especial las que presentan en conjunto acné. Sin embargo, debes saber que es posible aprender a cuidar de tu piel y sentirte mejor. Aquí te explicamos los cuidados básicos y los ingredientes naturales que puedes usar para lucir una hermosa piel.

¿Qué es la piel grasa y cuáles son sus características?

La piel grasa es uno de los cinco tipos de piel que existen (que son la piel normal, seca, grasa, mixta y sensible). Se presenta debido a una sobreproducción de sebo o grasa por parte de las glándulas sebáceas (MedLinePlus, 2020). Aún se desconoce el mecanismo por el cual algunas personas producen más sebo que otras. No obstante, puede deberse a causas genéticas, cambios hormonales e incluso estrés (Sullivan, 2019).

Lo más característico en este tipo de pieles son la apariencia grasosa y los poros dilatados. Además, algunas personas pueden presentar también acné y, posteriormente, cicatrices de acné. Es importante recordar que las glándulas sebáceas son abundantes en la cara, espalda, pecho y detrás de las orejas, por lo que el acné puede presentarse frecuentemente en cualquiera de estas zonas. (Endly & Miller, 2017).

Cuidados de este tipo de piel

La Academia Americana de Dermatología ofrece algunos consejos prácticos para el cuidado de las pieles grasosas. Ellos son aplicables a cualquiera de los tipos de color de piel, y son:

  • Lava tu rostro cada día, por las mañanas, por las tardes y justo luego de ejercitarte.
  • No frotes tu rostro al lavarlo ya que eso puede irritarlo.
  • Escoge limpiadores suaves que no dejen tu piel irritada o con sensación tirante. Un lavado con productos demasiado fuertes puede estimular una mayor producción de sebo.
  • Prefiere los productos etiquetados como ¨no comedogénicos¨ que significa que no obstruyen los poros. Por ende, previenen la aparición de acné.
  • Aplica humectantes cada día para mantener la piel hidratada.
  • No te olvides del protector solar, debes usarlo a diario. Procura escoger alguno que tenga como principio activo el óxido de zinc o el dióxido de titanio, estos compuestos ayudan a prevenir los brotes de acné.
  • Si tienes la piel muy grasa durante el día puedes mejorar un poco su aspecto usando toallas secantes.
  • Evita tocar tu cara en el transcurso del día.
  • Usa maquilla sin aceites hechos a base de agua y, por su puesto, desmaquíllate a diario (AAD, 2022).

Si bien estos consejos pueden ayudarte a lidiar con la piel grasa, necesitas recordar que cada persona es diferente, así que no dudes en consultar con el dermatólogo si no ves resultados o si evidencias alergias en la piel u otras enfermedades de la piel. (AAD, 2022)

Ingredientes naturales que puedes usar para la piel grasa

Algunos ingredientes que pueden ayudar a reducir la producción de sebo son los retinoides (derivados de la vitamina A) y la niacinamida. Además, puedes usar geles o emulsiones que los contengan a diario (Endly & Miller, 2017). No obstante, también tienes la opción de usar ingredientes naturales como estos (Endly & Miller, 2017; Sullivan, 2019; Mayo Clinic, 2020):

  • Té verde: las emulsiones hidratantes con té verde al 3% y los limpiadores pueden ayudar a disminuir la piel grasa.
  • Claras de huevo y limones: estos dos ingredientes juntos contribuyen a mejorar la apariencia de las pieles grasas. Ambos, utilizados como mascarilla, ayudan a limpiar la piel y cerrar los poros.
  • L-carnitina: las cremas con este ingrediente al 2% ayudan a romper el sebo y en especial a limpiar los poros.
  • Aceite de jojoba: actúa como un agente emoliente, hidratando todos los tipos de piel. Pero, también contribuye a limpiar los poros a profundidad y prevenir el acné.
  • Miel: la miel es un excelente humectante natural que funciona para las todas las pieles. Gracias a sus propiedades antisépticas y antibacterianas es un buen aliado para prevenir el acné.
  • Avena: la avena es un ingrediente muy noble, ayuda a desinflamar la piel, exfoliar las células muertas y absorber el exceso de grasa.
  • Arcilla cosmética como la arcilla verde francesa: contribuye en absorber el sebo de la piel. La arcilla puedes mezclarla con agua filtrada y aplicarla como mascarilla.
  • Almendras: las almendras molidas también contribuyen a exfoliar las células muertas y absorber el exceso de sebo de la piel.
  • Azufre: este ingrediente ayuda a eliminar las células muertas y el exceso de sebo que obstruye los poros.

Cualquiera de estos ingredientes puede secar o irritar la piel. Por eso, lo ideal es comenzar poco a poco. Probar con ellos 2-3 veces por semana e ir sumando días de forma paulatina. (Endly & Miller, 2017).

Recuerda que la grasa de forma controlada también es importante en la piel ya que ayuda a mantenerla hidratada y saludable, además, contribuye en su protección. Por eso, nuestra meta no debe ser eliminar toda la grasa de la piel, sino controlarla. (Sullivan, 2019)

Recapitulando, la piel grasa aparece como consecuencia de la producción excesiva de sebo, lo que da una apariencia grasosa al rostro. Este aspecto puede mejorar con buenos hábitos  y una rutina de cuidado de la piel orientada a disminuir el sebo e, indudablemente, con el uso de algunos ingredientes naturales como el té verde, la arcilla verde francesa y el aceite de jojoba.